Google no pretende bloquear la publicidad, sino a los propios bloqueadores

Google Sign

Google estudia incluir un bloqueador de publicidad en las versiones de escritorio y teléfono móvil de su navegador web Chrome, dice el Wall Street Journal citando fuentes cercanas a los planes de la multinacional.

La función está todavía en estudio, pero podría anunciarse dentro de unas semanas. Podría, incluso, llegar a estar activada por defecto para bloquear los anuncios intrusivos y que crean una mala experiencia de navegación web.

¿Quién delimita qué anuncios bloquear? Una coalición de compañías que se dedican a los medios y la publicidad online llamada Coalition for Better Ads.

Bloquear la publicidad para protegerla

La medida puede parecer un disparate contraproducente para el principal negocio de Google: la publicidad. Pero no lo es. Al revés, mediante bloqueador integrado en Chrome que respete sus propios anuncios, se evita que los usuarios instalen otros bloqueadores menos permisivos con sus anuncios, como el popular Adblock Plus, un bloqueador que supuestamente mejora la experiencia de navegación, pero que añade a sus filtros a los anunciantes que pasan previamente por caja. Google entre ellos.

Google generó 22.399 millones de dólares en ingresos por la publicidad en el último trimestre del 2016. Pero los bloqueadores de publicidad siguen creciendo en popularidad. Hasta un 30% de los usuarios usaron uno en 2016, según las estimaciones de PageFair. Google necesita proteger su negocio, aunque sea empleando las herramientas que atentan contra él.

El problema es que Google es sólo uno de los involucrados. Los medios de comunicación y el resto de páginas webs también viven de la publicidad. ¿Va a decidir Google qué está bien y qué está mal cuando él es una de las partes interesadas?

Si la opción viene activada por defecto, las webs podrían reducir el alcance de sus campañas. Determinados tipos de anuncios como “interstitials” a pantalla completa o vídeos que se reproducen solos no se mostrarían en el navegador, tal y como indica Coalition for Better Ads en su definición de “publicidad no aceptable”. Son las medidas, que no respetan al usuario, que algunas compañías tomaron debido a la bajada en picado del precio por impresión de la publicidad. También podría enfrentarse a numerosas demandas o a la regulación en la Unión Europea. Al bloquear determinadas plataformas de publicidad, está inequívocamente favoreciendo la suya, que nunca será bloqueada por su navegador.

Será un bloqueador de bloqueadores dirigido a proteger su negocio, no la experiencia de navegación de los usuarios que decidieron cortar por lo sano y bloquear todo tipo de publicidad, mientras los medios de comunicación y las webs siguen siendo los grandes damnificados.

También te recomendamos


Ahora puedes jugar con los experimentos de realidad virtual de Google directamente desde Chrome


Siete consejos para que Google Chrome funcione de forma más eficiente


Tu próximo barrio podrá estar en un espectacular piso 21, y el planeta lo agradecerá


La noticia

Google no pretende bloquear la publicidad, sino a los propios bloqueadores

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Félix Palazuelos

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *